Skip to main content
Mi nieto y yoTemas relacionados

Declaración a nuestras nietas

Un buen propósito para éste año

No sé si  te has planteado alguna vez tener tu propia declaración como abuelo/@ con relación  a tus hijos/nietos.

Si nunca lo has hecho, permíteme que hoy te proponga que tomes la iniciativa.  Que escribas tu propia declaración como abuelos/@; como ese buen propósito para tu familia  en este nuevo año que justo acabamos de comenzar.

Esta es nuestra Declaración como Abuelos:              

Guiaremos:              Con la ayuda de Dios a nuestras nietas Martina y Aina

Apoyando:               Y reforzando así,  la labor de sus padres.

Ello ayudará:          A unir las generaciones y se estrechará el amor entre todos. Nutriendo, a su vez a la familia.

Oraremos por:       Nuestros hijos y nietas con pasión y propósito. Por los hijos: Su dependencia de Dios, educación de sus hijas, transmisión de su fe a ellas.Por las nietas: Para que lleguen al conocimiento de Jesús, su integración en la iglesia, por su instituto, escuela, sus maestros, sus compañeros y futuras relaciones.

Sabiduría:                Se la pediremos a nuestro Dios siempre para enfocarnos en lo correcto, lo que es bueno, en aquello que a Él le agrada.

En el caso:               De que lo necesiten, estaremos disponibles porque la familia, es lo primero. Y DIOS EN TODO.

Ayudaremos:          A restaurar sus relaciones, en bien de la familia.

Intentaremos:        Con la ayuda de Dios. Ser para ellas un referente a pesar de nuestras imperfecciones, que les ayude a descubrir a ese Jesús que tanto las ama y que murió por ellas. ¡¡De tal manera que Jesús esté presente, en todo momento de su vida, tan cerca ¡¡como el respirar!!

Para que:                 Cuando llegue el día en que ya no estemos  aquí

Y a pesar:                 De las influencias de esta sociedad en la que se desarrollen

A Ellas:                     Les haya servido para creer que Dios  las ama profundamente y que Jesús murió por ellas. Ese es nuestro mayor deseo que lo reconozcan  como su Salvador. Y que sepan que ÉL tiene un propósito para cada una de sus vidas.

Dice la  BIBLIA        Deuteronomio 4: 9  “Tened cuidado y no olvidéis nunca las cosas que han visto vuestros ojos, ni las apartéis de vuestro corazón y mientras viváis. Contádselas a vuestros hijos y a vuestros nietos”.

Reconocemos que somos unos padres y abuelos imperfectos, pero con la ayuda de Dios, queremos dejar a nuestros hijos y nietas unos sólidos valores cristianos, que los proteja y aleje del mal, además de impulsarles a llevar a otros a los pies de Jesús.

Lidia Frutos

Abuela de 2 nietas. Vive en Viladecans.

Dejar un comentario